Burgos Ciudad

Tres ejes para crear la base de un proyecto de industrialización para Burgos basado en I+D+I.

Contestación del Portavoz de la Asamblea de IU en el Ayuntamiento, Raúl Salinero, a la propuesta al pleno de UPyD.

Hablar de Gobierno municipal y políticas de empleo exige hablar previamente de tres cosas:

Primero.- En España seguimos sin tener una Ley de financiación municipal. En la última ocasión en la que se habló de elaborla fue en los años 2008 y 2009, cuando el Gobierno nacional aseguró que se aprobaría una Ley  centrada en los Ayuntamientos, al igual que una Ley de Financiación Autonómica. Desde el principio, IU apostaba por la Ley de ámbito municipal por su importancia y porque como anunciamos, dudábamos de que se aprobase una vez aprobada la Ley autonómica. Así fue, se aprobó una lesiva Ley de financiación Autonómica y no volvimos a saber nada de la Municipal.

Segundo.- Para apostar por políticas activas de empleo hay que  oponerse y exigir la retirada de la nueva Ley de Bases del Régimen Local. Recordamos que en el año 2011 desde IU presentamos un plan de empleo valorado en 14 millones y el PP ni lo estudio. Recordemos que es una cifra tan fácil de financiar como pensar que es lo que costaba de dinero público los 8 millones del Bulevar de Gamonal más los 6 millones que quería gastar el PP en el Pabellón multiusos. Con la abolición de mecionada Ley  los Ayuntamientos tendrían financiación y competencias sobre gasto público y se les permitiría acceder a créditos por valor razonable para las cuentas municipales para generar empleo productivo (no obras faraónicas ni otros modos de tirar el dinero para favorecer a las élites económicas de la ciudad).

Tercero.- Debemos huir del concepto que utliliza UPyD de competitividad que es una de las razones que ha llevado a este país a la catástrofe económica, por conducirnos a la precariedad laboral, a los bajos salarios y a un consumo energético enorme, y además, a desestructurar económicamente al país.

Compartimos la crítica a la mala política del PP con el Parque tecnológico. Una vez invertidos 60 millones de euros se ha dejado paralizado, lo cual si lo comparamos con el de León que comenzó a construirse más o menos en el mismo tiempo es doblemente grave. Hay que exigir desde este Pleno que el PP termine la inversión ya que el equipo de Gobierno municipal no lo hace. Y apostar en la instalación de empresas ligadas a la I+D+I , pero a partir de ahí no estamos de acuerdo en el enfoque que le dan por las siguientes razones:

  1. La economía española sufre una crisis de demanda (entre otras cosas) porque si siempre hemos tenido bajos salarios los Gobiernos primero del PSOE y ahora del PP han hecho una fuerte ofensiva para bajar los salarios, con lo cual la capacidad de compra es cada vez menor. En España, el 80% de los puestos de trabajo lo generan las pequeñas y medianas empresas, las cuales en su inmensa mayoría viven de lo que venden en España, no fuera. La apuesta primero del PSOE y ahora del PP, de apostar por una política económica favorecedora de las grandes empresas (en lugar de las pequeñas y medianas, cooperativas, empresas de capital social entre los trabajadores/as) para mejorar las exportaciones y la denominada competitividad sólo se puede hacer mediante la bajada generalizada de salarios (ya que el Estado también ha reducido su inversión en I+D+I y la inversión privada en este campo es muy reducida), lo que a su vez es el motor para el cierre de pequeñas y medianas empresas porque la gente no tiene dinero para comprar. En consecuencia, lo primero que hay que exigir para cualquier pacto local sobre Economía es que el Ayuntamiento y la Comunidad Autónoma apoyen la financiación de las pequeñas y medianas empresas, formación de cooperativas y de capital social entre los trabajadores/as destinadas al mercado interno. Ahí es dónde tenemos que dirigir nuestros esfuerzos.
  2. Teniendo en cuenta lo anterior, en paralelo, fomentar los parques tecnológicos para retroalimentarlos con el sector productivo. Fomentar un parque tecnológico y gastarnos el dinero en él si no estamos dispuestos a tener políticas activas de empleo en el sector productivo será inútil, generará una proporción reducida de puestos de trabajo y no estará conectado con la economía de la ciudad y la provincia.
  3. Nosotros tenemos un concepto de España como patria de la gente normal y corriente. Lo que nos proponen de ligar el pacto local sobre economía con las ventajas fiscales a las empresas no tiene sentido porque no tiene otro final que la ruina económica. Hoy ofrece Burgos ventajas fiscales, mañana cualquier otra ciudad de la región o de España, y así sucesivamente, y las dos únicas cosas que se conseguirán por un lado es que las grandes empresas que son las que tienen capacidad de movilidad de una ciudad a otra no pagarán impuestos y seguiremos siendo los trabajadores los únicos que paguemos impuestos, y las empresas se vayan en cualquier momento a otra ciudad en cuanto tengan la más mínima ventaja comparativa. Es lo que se llama deslocalización, y está ligada única y exclusivamente a que las empresas no paguen impuestos y los trabajadores tengan cada vez menores salarios por eso que Ustedes llaman competitividad. Es la anti España del trabajo. Lo que necesitan las empresas es financiación, crédito, exijámosle al PP y al PSOE que paren la privatización de las Cajas de Ahora para ponerlas al servicio de la financiación para la creación de empleo, lo que se necesita es que las propias administraciones del Estado inviertan en tejido productivo para crear empleo, y parar la bajada de salarios en el país para evitar la cascada de cierre de empresas.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba