Burgos Ciudad

Salinero rechaza el proyecto de remodelación de la plaza de toros y considera que es una cuantía demasiado alta para hacerla de espaldas a los ciudadanos.

images

Izquierda Unida aboga por abandonar el proyecto de rehabilitación de la Plaza de Toros y, cuando la situación económica mejore, plantear cuáles son las necesidades deportivas y culturales de la ciudad, abriendo a una consulta ciudadana el futuro del coso burgalés. El concejal Raúl Salinero considera que la inversión prevista para la instalación “es una cuantía demasiado alta como para hacerla de espaldas a los ciudadanos, lo que se suma al hecho de que servirá únicamente para remodelar la Plaza de Toros, no para su conversión en multiusos, tal y como anunciaron desde el Equipo de Gobierno.

Salinero le ha pedido al Partido Popular que deje de “engañar” a los burgaleses, asegurando que con los 6,3 millones de euros que se van a destinar al coso se va a conseguir un espacio multiusos para todo tipo de actividades culturales, deportivas y musicales. Lo que tienen que hacer es “ser sinceros con la ciudadanía”, y reconocer que la intervención supone únicamente colocar una cubierta y una nueva fachada, que darán imagen de multiusos, pero sin llegar a serlo, puesto que “los defectos enormes del proyecto” así lo impiden.

Despilfarro

 

Sin vestuarios, climatización, iluminación adecuada o losa de hormigón que permita utilizar el coso en una pisa deportiva no se podrán organizar actividades como un partido de baloncesto, y así finalmente lo ha reconocido esta mañana el portavoz municipal, Ángel Ibáñez. Es por ello que, desde IU consideran un “despilfarro” de dinero público los mas de 6 millones que se destinará simplemente a rehabilitar la Plaza, sin que se pueda utilizar para otros usos,mientras el Equipo de Gobierno “está dejando de lado las políticas de empleo, industria y sociales”.

“No estamos de acuerdo con que se vayan a despilfarrar 6,3 millones en una obra que no va a aportar nada a la ciudad”, de ahí que plantea una reflexión. Se analicen las necesidades deportivas y culturales de Burgos y, una vez recuperada la situación económica, se tome una decisión, abierta a la consulta de los ciudadanos. Que sean los burgaleses los que decidan si merece la pena gastarse prácticamente 10 millones de euros en una rehabilitación de la Plaza de Toros o prefieren otro tipo de proyecto. Y es que Raúl Salinero ha recordado que, para la verdadera conversión en multitusos, se requiere una segunda fase de actuación, con 2 millones de inversión para solventar las deficiencias (accesos, vestuarios, iluminación, climatización…).

Publicaciones relacionadas

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba