Ayuntamiento de BurgosBurgos Ciudad

Salinero denuncia la “cacicada” del Alcalde nombrando a un amigo Secretario General y denuncia que esto no es algo aislado

  • El concejal de IU Raúl Salinero critica de manera vehemente el nombramiento “a dedo” de Luis Alfonso Manero como secretario general del Ayuntamiento
  • Cuestiona la “deslealtad” de Lacalle y pone en duda la legalidad del proceso
  • Acusa al alcalde de querer “colocar a sus amigos” en los puestos clave

Fuente: Burgosconecta.es

Un “dedazo” más, pero quizá el más grave. El concejal de IU en el Ayuntamiento de Burgos, Raúl Salinero, ha criticado duramente esta mañana el nombramiento de Luis Alfonso Manero como nuevo secretario general del Consistorio burgalés. Un nombramiento que, a su juicio, es cuanto menos “deseleal” y que, a la espera de conocer más detalles en torno al proceso que se ha seguido, puede ser “irregular”.

Y es que, apenas veinte días después de la jubilación de José Antonio Torres Limorte, el alcalde de la ciudad, Javier Lacalle, ha decidido “colocar” a Manero al frente de uno de los organismos más importantes de la Institución sin contar con la opinión del resto de partidos y sin abrir ningún proceso de “libre concurrencia”.

Salinero “Manero compartió promoción de la Universidad de Burgos con Lacalle”

Según ha explicado un indignado Salinero, que se enteró del nombramiento ayer casi “por casualidad”, el primer edil ha echado mano de la figura de la provisionalidad para nombrar a Manero en sustitución de Torres Limorte. Y lo ha hecho, además, “de espaldas” al propio Ayuntamiento, con un informe firmado por él mismo y ratificado por la Junta de Castilla y León. En este sentido, subraya Salinero, ni siquiera “consta” el registro de solicitud de la plaza por parte de Manero.

Pero al margen de las posibles “irregularidades” del proceso, que actualmente se están investigando para ver si tienen salida jurídica, lo que más escama es la vinculación que parece tener Manero con el propio alcalde, con el que compartió promoción en la Universidad de Burgos. A juicio de Salinero, esta vinculación no es sino la prueba más palpable del “amiguismo” con el que se ha llevado a cabo el procedimiento. “Lacalle ha intentado colocar a todos los suyos” en los “puestos clave” del Ayuntamiento para mantener así un control sobre la administración local a expensas del resultado que puedan tener las próximas elecciones, ha añadido.

Peor currículum

Sino es eso, el concejal de IU no se explica cuáles han sido los motivos de la elección de Manero, ya que su currículum no es comparable con el de alguno de los trabajadores municipales que podrían haber ocupado el puesto una vez jubilado Torres Limorte. Entre los posibles, de hecho, se encuentra el actual vicesecretario, Francisco Javier Pindado, que cuenta con 29 años de experiencia “en la casa” y venía realizando las funciones de secretario “de facto” desde el pasado 1 de diciembre. “Todos asumíamos que el vicesecretario” iba a seguir ejerciendo el puesto de Torres Limorte mientras se preparaba el correspondiente concurso de la plaza, ha explicado Salinero.

Por el contrario, Manero sólo cuenta con una experiencia similar de 7 meses en el Ayuntamiento de Aranda, cuyo puesto abandonó para ingresar como responsable del Servicio de Asesoramiento Urbanístico a Municipios y Arquitectura de la Diputación. Un puesto, que para retorcer aún más el asunto, ya ocupó su padre durante varios años. Asimismo, Manero también es actualmente secretario del Patronato de la Fundación Cajacírculo. Este cambio de puestos, además, motiva una nueva crítica de Salinero, que ha acusado a Manero de “absoluta deslealtad” hacia las administraciones por las que ha pasado.

Mal precedente

 

Con todo, el nombramiento no es irreversible, pero sí que sienta un “precedente muy peligroso”, por cuanto que pone en cuestión los procedimientos de contratación de funcionarios en puestos clave de la administración. En este sentido, Salinero ha asegurado que su grupo “no va a reconocer a este secretario”, ya que, de hecho, “no tiene que estar en esta Institución”. 

Lo que está claro, al margen de los posibles movimientos legales que lleve a cabo IU o cualquier otro grupo de la oposición, es que el nombramiento de Manero ha provocado una indignación absoluta en muchos ámbitos municipales. “En Personal no tenían ni idea de lo que estaba pasando aquí” hasta que ayer recibieron una llamada por parte de la Diputación, ha subrayado Salinero, por lo que “es lógico” que los trabajadores del Ayuntamiento “estén de uñas”.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba