Burgos CiudadBurgos Provincia

La continuidad de Garoña que predecimos

La central nuclear de Garoña seguirá funcionando ya que el informe que tiene que presentar la propia central al Consejo de Seguridad Nuclear es un puro subterfugio político que utiliza el PP para justificar su decisión. Una decisión que no tiene en cuenta los riesgos en seguridad ni el deterioro de la propia central, la salud o el medio ambiente, sólo tiene en cuenta los intereses económicos del lobby nuclear al cual sirve el PP en este caso. Todo ello rodeado de falsos argumentos políticos y pseudotécnicos, ya que no soluciona la dependencia en materia energética del país, la cuestión de los residuos nucleares prácticamente se elude, etc.

Todo esto sucede a la vez que se anuncia una nueva subida del servicio eléctrico, subiendo entre los años 2006 y 2011 el precio de la electricidad para los consumidores domésticos españoles (según Eurostat y excluidos los impuestos) un 69,9% mientras en la UE (27 países) creció un 19,9% y en el área euro un 13,1%. A la vez prácticamente se paraliza en el país el desarrollo de las energías renovables al suprimir parte importante de las primas e incentivos al sector.

Como curiosidad, el día 15 de junio se paró el reactor número 1 de la central nuclear de Almaraz (más de la mitad de la potencia nuclear en España estaba fuera de operación) y España siguió siendo un país exportador de electricidad.

Por otra parte apuntar que la posición del PSOE denunciando que no se cierra la central es puro oportunismo e hipocresía política del partido que está en la oposición con la simple voluntad de ejercer la alternancia. Ellos tuvieron la oportunidad de cerrar la central y no lo hicieron, alargaron su vida útil, engañaron a la región donde se sitúa la central con un plan económico que no tuvo prácticamente impacto socioeconómico, y para colmo de males y aviso para ojos despiertos en enero del año 2011 nombraron como Secretario de Estado de Energía a la persona que representaba a Nuclenor en el juicio contra el Estado por el presunto perjuicio que denunciaba la empresa por el anuncio del cierre de la Central. La lógica de un bipartidismo estéril al servicio del poder económico.

Publicaciones relacionadas

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba