Burgos Ciudad

IU tilda de ‘chapuza’ el proyecto para rehabilitar el edificio de San Juan.

IU “denuncia la existencia de numerosas irregularidades y que será mucho más caro”.

 imgres

El proceso para acondicionar el edificio de la calle San Juan que albergó los Juzgados y que se convertirá en un CEAS está plagado de irregularidades. El concejal de IU en el Ayuntamiento de Burgos, Raúl Salinero, compara su tramitación a la de las obras en el aparcamiento del Fórum Evolución, hechas sin proyecto, sin estudio previo y sin presupuesto, que alcanzará al final de la restauración los 500.000 euros cuando se cifró en principio en 330.000.

Salinero resume las ‘chapuzas’ en esta iniciativa municipal en que se hizo un primera visita parcial que impidió elaborar un peritaje más ajustado de las necesidades, se redactó un proyecto único que después se ha modificado para adjudicarlo por fases y que ningún técnico municipal ha informado el contenido a pesar de que ese inmueble esta declarado como BIC (Bien de Interés Cultural) y está sujeto a protección. Además, recuerda que el plazo de ejecución acumula retrasos ya que el adjudicatario se comprometió a ejecutar la obra en tres meses y medio –el pliego estipulaba cuatro- y debió recepcionarse el 24 de marzo.

El proyecto de obra completa para la rehabilitación de ese edificio, explicó Salinero, tenía un coste inicial de 330.000 euros. «El PP fracciona ese dinero en tres fases, la primera 200.000 euros más el IVA que puede adjudicarse sin concurso público; una segunda donde Servicios Sociales del Ayuntamiento de Burgos financia colocar el ascensor y otros 60.000 euros para remates cuando las obras estén terminadas», explicita. Una decisión que tilda de irregular.

«Si el proyecto es por obra completa no puede el equipo de Gobierno fraccionarlo», insiste. Salinero informó de que, al menos hasta el 29 de mayo, el Ayuntamiento no ha pagado todavía ni un céntimo ni a la adjudicataria ni a la dirección de la obra.

Entre los problemas estructurales del inmueble, que ni si quera ha pasado la reglamentaria inspección eléctrica quinquenal, se ha detectado graves humedades en el sótano debido a defectos de capilaridad “cuya resolución incrementará el presupuesto”; la caldera para suministrar calor es muy antigua y su capacidad insuficiente para el volumen del edificio; hay que rehabilitar los baños de la segunda planta; es necesario cambiar las ventanas y la iluminación es inadecuada.

Salinero criticó también el contenido de las declaraciones hechas tanto por el Alcalde de la ciudad, Javier Lacalle, y del edil de Servicios Sociales, Ana Lopidana, Sobre la distribución y los usos del inmueble tras una visita a las obras esta semana. Así, indica que es imposible ubicar Sanidad y Medio Ambiente en la tercera planta “porque hasta allí no llega el ascensor y, por tanto, carece de los accesos necesario”. El concejal de IU remarca que el proyecto tampoco incluye que en la segunda planta compartan espacios la Gerencia del Ministerio de Justicia y la Concejalía de Acción Social.
Fuente Correo de Burgos.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba