Burgos Ciudad

IU pide una auditoría de las cuentas de Autobuses para analizar el déficit

images

La coalición quiere saber «cómo es posible» que si el rénting iba a generar un ahorro de un cuarto de millón al año se hayan multiplicado las pérdidas desde que se firmó

«Las cifras evidencian que ha habido problemas en la gestión del Servicio». El nuevo coordinador del área de movilidad de IU, Héctor García, solicitó, acompañado del concejal de la coalición, Raúl Salinero, que se proceda a auditar las cuentas del Servicio de Autobuses en los últimos años y, concretamente, desde que se implantó el sistema de rénting para renovar parte de la flota y acometer el mantenimiento de todos los vehículos.

Izquierda Unida se hace eco del histórico de gastos publicado por este periódico el pasado miércoles que demuestra que, lejos de lograr ahorro alguno, el ‘alquiler’ de vehículos y servicios ha disparado el déficit del Servicio hasta los 9,3 millones de euros, cifra que triplica el gasto a fondo perdido de los años anteriores a la firma del contrato y la duplica con respecto a 2008.

«Los gastos han crecido un 7% de media anual y queremos saber cómo ha sido eso posible teniendo en cuenta que se supone que el rénting iba a generar un ahorro de entre 200.000 y 300.000 euros al año», cuestionó García, para quien resulta obvio que «esta fórmula encarece la prestación del servicio».

El ‘refuerzo’.

 

IU también considera que los seis autobuses que el alcalde, Javier Lacalle, prometió incorporar al Servicio en 2014 en el último Pleno son «insuficientes», por lo que solicitan, al igual que ya hicieran los otros dos grupos de la oposición, que se estructure un plan de compra que permita garantizar la prestación de un servicio público con recursos propios.

Por el momento, el concejal de Movilidad, Esteban Rebollo, no ha aclarado si esos nuevos vehículos serán comprados (su valor de mercado ronda el millón y medio de euros) o si, por el contrario, se acudirá a una nueva operación de alquiler. Según su versión, la decisión está pendiente de que el Samyt elabore los pertinentes informes conforme a los presupuestos solicitados a tres fabricantes para analizar el coste de la operación «tanto con un sistema como con otro».

Lo que sí está claro, conforme constatan los informes elaborados por la Intervención General del Ayuntamiento, es que en el año 2007 (instauración del rénting) el Servicio perdía 3,6 millones al año a fondo perdido y en 2012 (último ejercicio cerrado) ese déficit superó los nueve millones de euros. Los viajeros son los mismos que hace una década (13,3 millones) y el coste de personal es casi idéntico al de hace cinco años.

Fuente: Diario de Burgos.

Publicaciones relacionadas

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba