Burgos Ciudad

IU continúa destapando escándalos sobre los implicados en el accidente de los fuegos artificiales

IMG_3354

IU continúa indagando sobre las corruptelas que salpican al Ayuntamiento. Esta vez concierne al accidente de los fuegos artificiales, en concreto a la jefa de Protección Civil, que anteriormente a desempeñar ese puesto fue condenada por estafa, y al intendente de la Policía Local.

Raúl Salinero señaló que ambos cargos mintieron sobre las medidas de seguridad empleadas durante la fecha del accidente, y la propuesta llevada al Pleno no fue apoyada por ningún otro grupo municipal. A pesar de que IU trabaja en solitario sobre este tema, ya se ha desvelado que Angélica Manrique, jefa de Protección Civil, fue condenada en 2001 a cuatro meses de cárcel y a pagar indemnización económica por cobrar “mordidas” a un empresario  que la contrató para coordinar a los gremios que actuarían en una obra. Este acto consistía en inflar los costes de las obras y la diferencia entre el presupuesto y el coste real se lo quedaba ella; este fraude sumaba las 132.000 pesetas de entonces. Salinero sospecha, aunque no afirma, que se pudieron realizar contratos menores en el Ayuntamiento de Burgos en los que Manrique pudo sacar tajada.

Sobre el intendente de la Policía Local, Salinero puso ejemplos que lo califican como un auténtico corrupto y mafioso. El hombre en cuestión ha usado un coche oficial de manera abusiva, intentó comprar otro coche de alta gama para uso privado, y ha conseguido que su hija obtuviera tres becas del Ayuntamiento, dos de ellas seguidas en la Policía Local. Además es responsable del cerrojazo en el Ayuntamiento y mintió en su declaración sobre el accidente de los fuegos artificiales.

La trayectoria de estos dos cargos pone de manifiesto, una vez más, el nivel de corrupción en el Ayuntamiento de Burgos, los favores entre las élites políticas como un auténtico régimen caciquil, y la impunidad de todas estas fechorías.

Fuente: Diario de Burgos

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba