Burgos Ciudad

ALEGATO CONTRA LA EXTERNALIZACIÓN. RESULTADO DE LA JORNADA “EJEMPLOS DE CONFLICTIVIDAD LABORAL”

Juan Manuel Alonso trabajaba para Bridgestone a través a través de una subcontrata. Le “trasladaron” por denunciar los recortes.

Un buen puñado de palabras largas y más profundas de lo que a priori parecen se ha colado en nuestro vocabulario y en nuestra nómina. Unas vienen de cara; otras enseñan la cruz: globalización, eficiencia, externalizar, sostenibilidad, subcontratar, emprendimiento,  deslocalizar…

Externalizar no aparece en el diccionario de la RAE,  pero casi todos la entienden cuando se refiere a lo que hacen muchas empresas y administraciones con parte de sus servicios: los subcontratan a otras empresas y los trabajadores éstas cobran menos que los que antes hacían la misma labor. Externaliza, que algo se gana, piensa la empresa grande. Que no se externalice, que algo se pierde, denuncian algunos de sus trabajadores.

Para hablar de esta corriente imparable acudió ayer por la mañana a la sede de Izquierda Unida (calle Fernán González, 21) Juan Manuel Alonso, Manolo. Tras más de 30 años de militantes, responsable y delegado sindical por CCOO, ahora lo es por la CGT. Habló de su experiencia en Bridgestone, donde trabajó 6 años en mantenimiento a través de una subcontrata, “hasta que me despidieron y después pidieron a mi empresa que llevaran a otra en la actualidad traba en Maxam –de explosivos, en el Páramo de Masa-) por organizar protestas para denunciar los recortes en servicios que sufrían los trabajadores de las subcontratas. En Bridgestone cada día hay más áreas externalizadas. Trabajas lo mismo, pero con menos derechos, menos servicios, menos seguridad y menos salario. Es lo que quieren las empresas, dividir y separar a los trabajadores, remarcar las diferencias. Tenemos que unirnos y luchar contra eso”.

Fuente: Diario de Burgos de M.S.B.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba