¡YA ESTÁ BIEN: LA ILEGALIDAD Y, SOBRE TODO, LA INMORALIDAD DE UN ACTO DE EXALTACIÓN FRANQUISTA!

fascismo nunca masA la vuelta del período estival nos encontramos con la desagradable sorpresa de que la últimamente hiperactiva Fundación Yagüe de nuestra capital tiene la intención de perpetrar un nuevo acto  de contenido e ideología claramente filofascistas bajo el demagógico epígrafe de “desagravio al ejército y bandera españolas”(http://www.tercerainformacion.es/articulo/actualidad/2016/08/25/la-fundacion-yague-pide-una-subvencion-para-homenaje-de-desgravio-a-las-fuerzas-de-seguridad-y-el-ejercito-en-burgos) y para más “inri” solicita la colaboración tanto logística como económica de varias instituciones públicas: a las locales, Ayuntamiento y Diputación, les solicita una subvención de seis mil euros y al Ministerio de Defensa, el correspondiente permiso para llevar a cabo una mascarada de jura de la bandera (habría que saber cuál elegirían) tanto de civiles como de militares.
Varias consideraciones se nos vienen a la cabeza como respuesta a este tremendo despropósito, a saber:
-En primer lugar, debemos a volver a plantearnos la legitimidad de una fundación de este tipo, cuya creación, fines, funcionamiento,…, no se atienen evidentemente a una legalidad ni democrática ni respetuosa con los derechos humanos básicos, al negar de manera obstinada el demostrado genocidio y crímenes de “lesa humanidad” protagonizados por la persona que da nombre a la misma en primera persona (tristemente conocido como “el carnicero de Badajoz”), así como por sus compañeros de armas.
En este punto podríamos extendernos más, pero simplemente recordar ahora que se les está llenando la boca a varios dirigentes de la derecha española con el  tema del supuesto prestigio de nuestro país, a raíz de que se conforme ya un gobierno afín, que nuestro Estado ha sido llamado al orden por diversos organismos internacionales (ONU, Tribunal Europeo de DD.HH.,…)sobre la situación de las casi 120.000 personas desaparecidas, que siguen en cunetas, descampados,etc, desde el inicio de la Guerra Civil, ocupando el primer lugar en Europa y el segundo a nivel mundial, tan sólo por detrás de Camboya, en esta indigna ubicación.
Además de esto, debemos recordar que tan sólo hace unos meses que en otro acto organizado por esta misma Fundación (parece mentira la gran capacidad de acción y las buenas relaciones que posee) en nuestra ciudad, el mismo, en ese caso con la excusa de rendir homenaje a algunas víctimas de cierto terrorismo, se desarrolló plagado de provocaciones, polémica, denuncias por agresiones llevadas a cabo por algunos de los participantes,..
Por todo ello es claro que ningún organismo público debe colaborar ni mínimamente con este grupo de claras raíces en la extrema derecha más nostálgica del franquismo y , por tanto, debemos exigir a las instituciones antes citadas que se abstengan de colaborar o simplemente dialogar con dicha asociación.
– En segundo lugar, nos chirría profundamente la supuesta necesidad, claramente falsa, de que se tenga que llevar a cabo ningún tipo de acto de “desagravio” ni al ejército ni a la bandera españolas, pues con el actual panorama, su situación nos parece, en muchos sentidos, envidiable.
 Las condiciones laborales, económicas, sociales,…, de , al menos, los oficiales y mandos de las Fuerzas Armadas no nos parecen, ni mucho menos, motivo de insatisfacción ni de queja y si hay algún descontento al respecto, quizás esté más motivado por peligrosos prejuicios ideológicos más que por razones objetivas. Y esto posiblemente diera para otra reflexión mucho más larga.
En definitiva, por todo lo expuesto y por otras muchos más motivos no señalados, exigimos desde Izquierda Unida Burgos con toda la rotundidad posible que no se permita ni facilite de ninguna forma la posibilidad de llevar a cabo este desafuero en nuestra ciudad, que algunos pretender convertir, parece ser, de nuevo en la “capital de la Cruzada” y en la “reserva espiritual de Occidente”.
¡No lo vamos a permitir!
Damos las gracias a Imagina Burgos por hacer público este acto y tomar las medidas preventivas que han llevado a cabo.