Siete razones por las que el Alcalde de Burgos debe dimitir.

En el pleno del viernes, presentamos la siguiente moción para pedir la dimisión del Alcalde de Burgos.

EXPOSICIÓN DE MOTIVOS

1. Es el responsable del conflicto social que se ha materializado en el rechazo a la obra del Bulevar de la Calle Vitoria.

Ha dirigido un proyecto de espaldas a la ciudadanía durante dos años, negándose de forma continuada a reunirse con las asociaciones de vecinos contrarias al proyecto, con la Plataforma contra el bulevar, ha hecho oídos sordos a las manifestaciones que ha habido en los últimos meses que ya por su considerable amplitud visualizaban la oposición de la mayoría social de Gamonal a la obra, y ha hecho también oídos sordos a las organizaciones políticas que se oponían desde un principio a un proyecto de bulevar en la calle Vitoria por el costo económico que implica en un Ayuntamiento ya con una gran deuda; por el desastre que implica a nivel vial siendo la principal arteria de Burgos, y sobretodo porque la población de Gamonal tiene otras necesidades que el ayuntamiento no está atendiendo en relación con servicios sociales públicos y de calidad, políticas de empleo, etc.  Es decir, un Alcalde que no está dispuesto a gobernar democráticamente dialogando y consensuando con los vecinos, sino que actúa a golpe de imposición dando su apoyo incondicional a la gestión urbanística del concejal de fomento D. Ángel Ibáñez Hernando, promotor del proyecto en cuestión.

2. Por no gobernar para los intereses de la mayoría social y sí para minorías privilegiadas que son las que se están beneficiando del rumbo marcado por el equipo de Gobierno municipal.

Las obras faraónicas en las que se ha embarcado de forma reiterada el PP (De la que el bulevar es el último ejemplo) son el fundamento de la deuda municipal; son el fundamento de llevar a cabo una política en la que se han beneficiado principalmente los bancos y sectores de la construcción, que son quienes se han llevado los beneficios mientras para la mayoría social ha quedado un Ayuntamiento endeudado. La progresiva privatización y precarización de los servicios sociales públicos, la no realización de políticas de empleo que generen tejido productivo estable y de calidad es el legado de este equipo de gobierno y esto nos lleva a la conclusión de que el Alcalde es uno de esos cargos públicos de los que cada día está más harta la mayoría social española porque forma parte de esa élite política española que en conjunto con sus políticas han llevado a la bancarrota al país, llevándonos al subdesarrollo y la pobreza a dicha mayoría social.

3. Ha mostrado ser el principal responsable del conflicto relacionado con el Bulevar. En primer lugar por lo comentado en el punto 1 de esta proposición, en segundo lugar por empeñarse en empezar la obra viendo desde el primer día la respuesta social del barrio, en tercer lugar por recurrir a militarizar policialmente Gamonal para imponer mediante la represión la realización de la obra ante la falta de legitimación social poniendo en riesgo la paz y la concordia.

Cuando un gobernante tiene que gestionar sus políticas recurriendo a la policía porque no puede imponerse a los manifestantes pacíficos es que ha fracasado como gobernante. Ya no es un gestor social sino que ha pasado a ser alguien que simplemente dicta lo que hay que hacer al margen de lo que importe la ciudadanía.

4. Por no haber asumido responsabilidad en los escándalos de corrupción que afectan a su grupo municipal en esta legislatura:

a)      El exconcejal Eduardo Villanueva que ha dejado a los burgaleses una deuda desorbitada con sus manejos.

b)      El exconcejal Santiago González Braceras que ha utilizado medios municipales para beneficios personales

c)       La concejala Dolores Calleja aquí presente que ha regalado licencias y ha perdonado multas a empresarios cercanos a su partido

5. Por no poner freno a las dinámicas de lucro personal en su equipo de gobierno a costa de los burgaleses; especialmente por su apoyo al vicealcalde D. Ángel Ibáñez Hernando, quien ha llegado a ser al mismo tiempo jefe de la Unidad de Empleo de la UBU por 35.000 euros/año, vicepresidente de Caja de Burgos por 19.000 euros/año, ahora en Caixabank, y concejal de Fomento por unos 20.000 euros/año. Ese plurienriquecimiento, fruto de otras aspiraciones mientras debiera estar sirviendo a los burgaleses, ha sido apoyado, de facto, por el alcalde.

6. Por la deslegitimación de su autoridad ante los burgaleses, ante los miembros del Consistorio y ante su propio grupo municipal plasmado en la marcha atrás en la decisión tomada apenas 3 horas después de finalizado el pleno.

7. En último lugar, por demostrar no querer someterse a la lógica democrática. Según vio la contestación social que generaba el proyecto de Bulevar, la propia encuesta del Ayuntamiento que indicaba que la mayoría social no quería realizar el proyecto, etcétera si el Alcalde aún así quería llevar a cabo el proyecto lo tenía que haber sometido a consulta ciudadana. Un Alcalde que no está dispuesto a que los ciudadanos/as puedan decidir sobre proyectos de la política municipal que les afectan directamente y sobre los que quieren poder participar en las decisiones recuerda a Alcaldes de tiempos pasados, a los que desgraciadamente parece que nos quiere retrotraer el PP.

Por todo ello, el grupo municipal de Izquierda Unida eleva a este Pleno Corporativo la petición de dimisión del alcalde D. Francisco Javier Lacalle Lacalle.

 

A C U E R D O S

Primero y único.- Dimisión inmediata del alcalde.

 

Raúl Salinero.

Portavoz del Grupo Municipal de Izquierda Unida