Burgos CiudadBurgos ProvinciaCastilla y León

Sí a la vida, pero de verdad

Con motivo al descenso del 20% en las ayudas al pago de guarderías, Raúl Salinero y Pedro Mª de Palacio consideran las medida tomadas por la Junta de una gran irresponsabilidad y lamentan que hayan sido aceptadas “sin rechistar” por el Gobierno del Ayuntamiento de Burgos y la oposición, pues es en estos momentos en los que las familias más necesitan de este tipo de ayudas como mínimo y decimos como mínimo porque  IU siempre hemos apostado por guarderías gratuitas y públicas y considera las ayudas simplemente limosna.

Una de cada tres familias aseguran que el gasto en guarderías afecta, y mucho, a su economía. En la situación de crisis que vivimos es necesario que las familias o futuras familias se sientes respaldados por la Administración Pública para que al final tener un hijo no se convierta en una cargo. Según datos del INE en el 2010 hubo un descenso en la natalidad de un 5% tras una década de ascenso, demostrando así que estamos hipotecando nuestro futuro.

Una muestra más de las políticas anti-trabajador además de anti-juvenil que lleva a cabo el PP y PSOE es el gran déficit de guarderías. Prácticamente la mitad de las guarderías son privadas lo que le supone a una familia burgalesa un coste de hasta 360 euros mensuales.  También hay que decir que las guarderías públicas no lo son, al suponerles a las familias un gasto de alrededor de 240 euros.

La publicación de las listas baremadas con las solicitudes presentadas en las guarderías que ofertan plazas sostenidas con fondos públicos ha evidenciado los efectos de la actual coyuntura económica. Se ha constatado una bajada en la demanda de escolarización que en algunas escuelas supera el 25%. La causa de este descenso es debido al aumento del que paro ha provocado que muchas familias no puedan costear esta etapa voluntaria que no es gratuita, algo que no ocurre con los diferentes ciclos educativos a partir de los 3 años, más aún cuando la baremación establecida por la Junta para obtener una vacante da prioridad a los padres que se encuentran trabajando. Son estos los argumentos por los que  Izquierda Unida nunca ha apostado por las ayudas al pago de las guarderías al ser insuficientes para las familias, apostamos por la gratuidad de las mismas, política que ya hemos llevado a cabo en los municipios que gobernamos con gran aceptación como el de Marinaleda, población sevillana sobradamente conocida por todos y orgullo de toda Izquierda Unida

Políticas como estas ayudas o las subvenciones a las Guarderías privadas solo sirve para que suban los precios que pagan las madres y padres. Desde Izquierda Unida exigimos al PP y al PSOE que cumplan sus promesas electorales por el bien de la ciudadanía, y  que impulsen desde el ayuntamiento la creación de escuelas infantiles públicas y gratuitas de primer ciclo (0 a 3 años).

El  2011 arranca sin escuelas infantiles públicas por decisión del PP que prefiere seguir facilitando negocios a la iniciativa privada.

Izquierda Unida siempre ha planteado como uno de sus proyectos estratégicas la conciliación de la vida familiar y laboral, para lo cual es necesario la cobertura pública de la demanda de plazas. de educación infantilices incluidas de 0 a 3 años.

Raúl Salinero
Candidato a la alcaldía de Burgos por IU

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar