España

Porqué apoyamos la lucha minera

Hay que apoyar a los mineros y a la vez defender una reconversión del sector que genere una alternativa socioeconómica a los trabajadores y sus familias. La clase obrera minera ha sido históricamente maltratada por el capitalismo por las duras condiciones de trabajo, bajos sueldos, etc.

Concretamente la post Transición en España, por hablar de tiempos recientes, ha maltratado al sector hasta prácticamente hacerlo desaparecer. De los 45.212 trabajadores que había en el sector del carbón en España en 1991 se ha pasado a 8.000 en 2012. Durante todos estos años no se ha creado en esta realidad socioeconómica una alternativa que permita a la población seguir desarrollando sus vidas dignamente, y en estas zonas la frase irónica de “Asturias o trabajas” se convirtió en una triste realidad.

Ahora el Gobierno pretende una reducción global del 64% de la financiación del Plan del Carbón 2006-2012, lo que aboca al sector a la ruina. En España de todo el carbón que consumimos sólo el 18,4% es nacional, siendo el resto importado de países con explotaciones extensivas y menores costes salariales, no estando prevista la reducción del carbón para la generación eléctrica hasta el año 2020, es decir, que los argumentos de que se reduce la inversión en el sector nacional no es por cuestiones medioambientales, sino por un modelo energético al servicio de las empresas transnacionales, y mientras entre Iberdrola, Endesa y Gas Natural Fenosa (las principales productoras energéticas del país) ganaron en el año 2011 6.342 millones de euros tras impuestos.

Es urgente reclamar un cambio en la producción y gestión energética del país (Pese a registrarse una menor demanda de electricidad en 2011 respecto al año anterior, la mayor producción a partir de carbón supuso un incremento de emisiones en generación eléctrica de 73 millones de toneladas, un 25% más que en 2010) ), proteger el sector minero y a sus trabajadores estando con ellos en su justa lucha pero a la vez exigir al Gobierno central y autonómico lo que no han hecho ninguno de ellos hasta ahora, es decir, generar una alternativa socioeconómica para estas personas con una reconversión verde del sector (Las energías renovables generan más empleo por unidad de energía. En 2007, el sector de las renovables generaba 89.000 empleos directos frente a 4.500 del carbón).

Las continuas agresiones al sector de las renovables han supuesto, sin embargo, la pérdida de decenas de miles de puestos de trabajo y mientras tanto mantener las explotaciones reduciendo las emisiones producidas por el carbón (El proceso de gasificación integrada en ciclo combinado permite reducir las emisiones de SO2 y NOX a un nivel comparable o inferior a las obtenidas en un ciclo combinado con gas natural, disminuir sus emisiones de CO2 en un 20%,etc.). Es decir apoyar a los mineros de forma activa compartiendo su lucha a la vez que se analiza y desarrolla un cambio en el modelo energético generando también una realidad socioeconómica alternativa.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar