Burgos Ciudad

Limpieza, adecentamiento y vallado de los solares abandonados de la ciudad

images

Proposición a pleno.

En necesario que el Ayuntamiento promueva de forma inmediata la limpieza, adecentamiento e incluso el vallado, de los solares abandonados de la ciudad. El estado actual de dichos lugares hace que sea necesario llevar a cabo una inmediata adecuación de sus condiciones. Dicha importancia radica, por ejemplo, en el evidente riesgo de incendio que supone el estado actual de los solares (con vegetación seca) durante los meses de verano.

Debemos recordar que la obligación de vallar los solares no edificados procede de la exigencia legal a los propietarios de mantener en estado de seguridad, salubridad y ornato sus respectivas parcelas que habrán de cerrar en todo su perímetro “todo solar en que no se edifique inmediatamente”. De hecho el problema de las parcelas abandonadas tiene una especial relevancia en determinadas zonas de la ciudad en las que el parón del “boom inmobiliario” ha provocado que se hayan dejado de realizar edificaciones, con el consiguiente abandono de las parcelas que estaban destinadas a tal fin.

Sin perjuicio de las obligaciones de los propietarios, el Ayuntamiento debe tomar la iniciativa para resolver el problema. Planteamos realizar un esfuerzo por seguridad y salubridad. No pueden mantenerse parcelas con riesgo de incendio o de caídas, residuos o escombros, con vegetación espontánea sin segar, en ocasiones con restos orgánicos o minerales y que puedan alimentar o albergar animales o plantas portadoras o transmisoras de enfermedades e incluso producir malos olores”.

El Ayuntamiento debe estar al corriente de todas las parcelas, públicas o privadas, que se encuentren en situación de provocar riesgos para la salubridad pública. A partir de ahí, no debe demorar la puesta en marcha de las soluciones.

Primero.- Realizar una lista de los solares que necesiten una urgente intervención por los peligros que suponen. A continuación, puesta en marcha de los mecanismos necesarios para solucionarlo.

Segundo.- Abrir un proceso participativo que cuente de forma paralela con ayuda de técnicos municipales, para identificar todas las parcelas, públicas o privadas, que se encuentren en situación de provocar riesgos para la salubridad pública.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar