CrisisEspaña

La juventud reivindicamos nuestro #DERECHOACURRAR en condiciones dignas.

bannercurrar

Los datos de la última EPA confirman que la única política que emplea el Gobierno para reducir el desempleo es la emigración forzosa para reducir la población activa. Estos datos, desmienten cualquier tipo de “brote verde“  situando el desempleo juvenil en el 52,86%.

La Población activa se reduce en 424.500 personas en términos anuales, mientras que el desempleo lo hace en 344.900 personas, por lo que la tasa de desempleo ha aumentado situándose casi en el 26%. Estos datos de la última EPA reflejan claramente la incapacidad de las sucesivas reformas laborales para crear empleo, y confirman que ahora mismo la  única estrategia contra el desempleo del Gobierno pasa porque miles de personas salgan del país a buscar un futuro digno fuera y el resto se desaliente en la búsqueda de empelo y pasen a engrosar la población inactiva, ya que los flujos de salida de la población activa de pesonas mayores de 60 años hacia la inactividad es el menor desde 2006.

Desde 2009, el 90% de los más de 5 millones de paradas y parados que se han creado en nuestro país son personas menores de 35 años, lo que supone una clara muestra de que somos las y los jóvenes uno de los grupos sociales a quienes más castiga esta crisis. Y las cifras de la actual EPA vienen a profundizar esta tendencia, ya que tenemos la cifra más baja desde 2006 de los menores de 25 años que se incorporan directamente a la ocupación situándose la tasa de desempleo juvenil en un 52,86% que nos convierte en el segundo país del mundo con la mayor tasa.

Viendo estos datos, desde el área de juventud de IU reivindicamos con emergencia el #DerechoAcurrar en condiciones dignas como uno de los derechos fundamentales y que está siendo violado sistemáticamente. Porque a las generaciones jóvenes no sólo se nos está excluyendo ahora en con la crisis económica. También en los años de burbuja y crecimiento económico hemos tenido una situación estructural de precariedad y temporalidad (en el Estado español el porcentaje de contratos temporales juveniles nunca ha bajado del 60% del total desde finales de los años 90‘). Proque existe claramente (haya crisis o no) unas condiciones estructurales que evidencian que las y los jóvenes cada vez tengamos peores condiciones de vida y que son consecuencia del modelo de desarrollo del capitalismo europeo, de la construcción de la Unión Europea del capital bajo tratados como el de Maastricht. Porque no se ha conseguido consolidar un modelo económico con un fuerte crecimiento y generador de empleo digno que absorbiese la cantidad de trabajadores y trabajadoras jóvenes que salían al mercado laboral. Se apostó sin embargo, por un modelo especulativo, sobre todo en nuestro país, basado en el endeudamiento dentro de la Europa del euro gobernada bajo los intereses de la gran Banca y las grandes multinacionales.

Y ahora con esta crisis, somos las generaciones jóvenes las que tenemos que soportar como nos roban nuestro páis, porque sólo se nos ofrece una salida: La emigración forzosa, el exilio económico que nos recuerda al exilio político al que hace ya 60 años nuestros abuelos y abuelas tuvieron que acometer abandonando un país sin futuro destrozado por el franquismo. Nos vamos porque no tenemos trabajo y porque las políticas de los sucesivos Gobiernos del Régimen lo único que producen son excusas y más excusas para bajar salarios, despojar de derechos y garantizar que nadie se mueva porque a la mínima lo pueden sustituir por cualquiera. Son políticas que van en contra de los Derechos Humanos que reconocen el del trabajo como un derecho fundamental.

Frente a esto, el único camino que nos queda es la lucha, el no resignarse y sobre todo salir con orgullo a la calle a defender nuestro derecho a currar. Seamos nosotros y nosotras quienes decidamos si preferimos otro país para vivir o quedarnos en el nuestro, no oscuros personajes en sus despachos en Berlin o Madrid bajo los dictados de la Banca y la Patronal. En este primero de mayo cuando se conmemoran a aquellos mártires de Chicago que murieron por la jornada laboral de 8 horas, la juventud saldremos a gritar a las calles para exigir lo que por derecho nos pertenece, un curro digno.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar