La denuncia de IU por el caso T-System sigue adelante con la imputación del Vicealcalde Ibáñez y al hoy intendente de la Policia Local.

images

El Vicealcalde de Burgos, Ángel Ibáñez, y el actual intendente jefe de la Policía Local, Fernando Sedano, han sido imputados por el denominado caso T-Systems, según diversas fuentes consultadas por este periódico. Eso implica que el juzgado que instruye diligencia por la denuncia por presunta prevaricación interpuesta por Izquierda Unida considera que ambos deben comparecer asistidos por abogados y procurador al poder haber tenido alguna responsabilidad en los hecho.

Como es sabido, Ibáñez llevo a una Junta de Gobierno local la aprobación del pago de 460.000 euros a la empresa, a la que supuestamente se le habían encargado diversos trabajos relacionados con la modernización informática del Ayuntamiento, sin que mediara con contrato alguno que legitimara ese pago y sin que los técnicos municipales aprobaran la factura en cuestión. La Junta de Gobierno aceptó pagar esa cantidad, pero Intervención se negó a liberar los fondos porque ningún funcionario ratificaba que debía pagarse el dinero reclamado por la mercantil.

Por entonce (finales de 2010) Ibáñez era el máximo responsable tanto del área Hacienda como del de Modernización Administrativa y, según quedo acreditado, acordó en una reunión con la empresa el proceder a ese abono, que respondería a los trabajos realizados fuera de un contrato que no superaba los 200.000 euros.

En el cso de Fernando Sedano, en el momento en el que supuestamente se desarrollaron esos trabajo ser el jefe de la Inspección de servicios, si bien pronto fue elevado a jefe del área de Emergencia, primero, y a intendente jefe, después. La Inspección era quien supervisaba el contrato, aunque Sedano simpre ha defendido (en el informe que elaboró) que abandonó el puesto antes de que se produjera el encrgo que T-System asegura haber recibido.

Fuente: Diario de Burgos.