Burgos Ciudad

Izquierda Unida ve «errores de bulto» en los proyecto en la rehabilitación de la Antigua Estación que una vez ejecutado en su totalidad costará 6,5 millones.

estacion-de-trenes-antigua

El proyecto de rehabilitación de la antigua estación de ferrocarril que será aprobado el sábado 12 de julio en por el Consejo del Instituto Municipal de Cultura y Turismo (IMCyT) licitado en 2,8 millones de euros, no contempla la renovación de las ventanas, ni la climatización. Raúl Salinero, concejal de IU Burgos, considera que son «errores de bulto» clasificarlos en «criterios subjetivos». Añade que «el proyecto tiene grandes omisiones que se intentan solventar con este pliego». A la cantidad anterior se tiene que suma 3,5 millones de para el equipamiento, lo que dejaría el proyecto en un coste de 6,5 millones de euros.

Según Izquierda Unida, el Equipo de Gobierno utiliza los criterios subjetivos para otorgar las obras. En el futuro concurso, de los 100 puntos a valorar, 65 serán criterios económicos, 29 criterios subjetivos y 6 de garantía de obra. El apartado de criterios subjetivos tiene su núcleo en la renovación de la carpintería de la estación, es decir, las ventanas, además, la instalación de climatización aportará un total de 19 puntos. Según Raúl Salinero estos apartados deberían contemplarse en el presupuesto inicial por ser algo necesario.

Izquierda Unida no está de acuerdo con el presente proyecto y considera que el Partido Popular está haciendo un “programa de grandes inauguraciones”, pensando en las próximas elecciones municipales. En este “programa” incluirían la renovación de la Plaza de Toros, de la Antigua Estación y el último tramo de Bulevar del Ferrocarril.

 Está previsto que el concurso sea resuelto a principios de septiembre, y las obras comiencen a finales de ése mismo mes. Desde entonces, se espera que en un año pueda estar completada la rehabilitación de la antigua estación de ferrocarril.

 El Ayuntamiento tiene pendiente el pago de 17.000 euros a la empresa Aguirre Newman por el estudio encargado por Fernando Gómez «a dedo», según Raúl Salinero, para ofrecer ideas del uso que se le podría dar a la futura instalación. «Fernando Gómez argumentó que esa factura no la hizo el IMCyT a pesar de que estaba en el IMCyT y que había sido el Plan Estratégico», relata Salinero. Para el concejal de IU, el Plan Estratégico «le dejó en calzoncillos a Fernando Gómez, explicando que ellos del tema no sabía nada».

Fuente: burgosconecta.es

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar