IUCyL reivindica la separación Estado e Iglesia en los actos de la Administración autonómica

La formación política defiende el valor cultural y patrimonial de la Comunidad, “pero cada espacio debe ser usado para el fin que fue construido”.

(Valladolid, 10 de mayo de 2017). Izquierda Unida de Castilla y León reivindica el uso de los espacios de culto para el fin que fueron construidos, actos religiosos. De esta forma, rechaza la iniciativa de las Cortes de Castila y León de celebrar el Pleno del Procurador del Común en la Catedral de Burgos.

La formación política defiende que la administración autonómica debe separar su actividad de la religión. La presencia del procurador de IU-Equo, José Sarrión, responde al imperativo del ejercicio de sus derechos y obligaciones como representante de los ciudadanos castellano y leoneses.

La celebración de la Sesión Plenaria donde el Procurador del Común expone su Informe anual, por diversos puntos de la geografía de la Comunidad se inició el pasado año, y tuvo lugar en la Colegiata de San Isidro. “Como en su día reclamamos y reivindicamos debe existir una separación de la Iglesia y Estado”.

Asimismo, IUCyL defiende el valor y la riqueza cultural y patrimonial de Castilla y León, pero señala que “cada espacio debe ser utilizado para el fin que fue construido”.