Burgos Ciudad

IU presenta nuevas soluciones para un correcto acceso al HUBU.

Bxg5A9dIUAEljQE

Artículo de Héctor García, responsable del Área de Movilidad de  @IU_Bu_Movilidad

Desde su apertura, en diciembre de 2011, la accesibilidad del Hospital Universitario de Burgos (HUBU) ha sido un foco de conflictos. Primero se instaló una parada junto al Polideportivo José Luis Talamillo, en una acera estrecha, en pendiente. En octubre de 2013 se hicieron obras para instalar una nueva parada junto al punto Bicibur.

Se han planteado diversas opciones: varios recorridos para que los autobuses urbanos circulen por el interior del recinto o un microbús eléctrico que recoja a los viajeros en la parada de autobús urbano y los distribuya en varias paradas en el interior del Hospital. El hecho de ser un hospital de concesión de obra pública, gestionado por una empresa privada, ha sido un problema a la hora de mejorar su accesibilidad.

El problema de raíz es que el HUBU concentra la práctica totalidad de los servicios sanitarios de Burgos, salvo la atención primaria. El nuevo recinto ha sustituido al Hospital General Yagüe, pero también al Centro de Especialidades, al Hospital Militar y ha asumido los ingresos del Hospital Divino Valles. Todo ello hace que el HUBU genere una gran demanda de movilidad. Es una buena prueba de que no es bueno concentrar actividades en una misma zona, una práctica habitual.

En cualquier caso, poco se puede hacer a ese respecto. Lo importante es mejorar la accesibilidad al Hospital, ya que el acceso principal se encuentra a mayor altura que la entrada de peatones y usuarios de autobús. Para superar esa distancia, hay varias opciones: escaleras, una estrecha acera en pendiente y un ascensor o hacer todo el recorrido por una acera en pendiente.

Hacer que todas líneas que paran en el HUBU hagan un recorrido interior sería muy problemático, dadas las reducidas dimensiones de los viales. Igualmente, un microbús supondría un gasto importante y movería pocas personas.

Por todo ello, desde Izquierda Unida proponemos la instalación de unas rampas, preferentemente mecánicas, que permitan salvar con comodidad la diferencia de altura entre la zona de parada de autobús y el acceso principal del HUBU. Serían varios tramos de rampa, no necesariamente consecutivos, instalados con protección ante las inclemencias meteorológicas. Para su instalación, habría que eliminar zonas de jardín, pero se mejoraría la accesibilidad.

Con esto, y un ensanchamiento de las aceras, se daría servicio al grueso de usuarios, que acuden a consultas o de acompañantes a la zona de hospitalización. Aparte estarían los servicios de Rehabilitación y Diálisis, en el extremo opuesto del recinto. En este caso, podría pensarse en una línea específica de autobús, que funcione sólo mientras esos servicios estén operativos. En cualquier caso, será necesario evaluar si existen recursos suficientes.

Por otro lado, hay que recordar que la Junta de Castilla y León no ha ejecutado el vial entre el HUBU y el Divino Valles, lo que, además de ser útil para tareas sanitarias, permitiría recorridos de autobús urbano a ambos centros hospitalarios con mayor agilidad, al no tener que salir a la Ronda Interior. Es una obra sencilla que sería muy útil para los usuarios.

En conclusión, proponemos unas obras que ayudarán a la accesibilidad de un lugar fundamental en la vida de los ciudadanos. La Junta y la concesionaria deben implicarse en la mejora del Hospital Universitario.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar