IU denuncia la estrategia del PP para el desmantelamiento del Ayuntamiento.

imgres

El equipo de Gobierno municipal está “intentando reducir la plantilla del Ayuntamiento a la mínima expresión” para “dificultar la tarea de fiscalización” y “controlar” de manera política la función pública. Eso es al menos lo que opina el portavoz de IU en el Consistorio Burgalés, Raúl Salinero, que esta mañana ha criticado de manera directa la gestión de personal llevada a cabo por el Ejecutivo de Lacalle.

Y es que, según Salinero, el equipo de Gobierno municipal ha abierto un “proceso de privatización” que además de suponer un “deterioro” de la capacidad fiscalizadora de la gestión municipal, también se está traduciendo en una “merma de la calidad de los servicios”prestados por el Ayuntamiento.

En este sentido, el portavoz de IU ha puesto el ejemplo de la Policía Local, que “en dos años” va a sufrir una significativa reducción de la plantilla sin que haya un relevo generacional ordenado. También es sintomática la situación que se vive en el departamento de Aguas, que ha sufrido la reducción de “un tercio de la plantilla” en año y medio y ahora “se está viendo obligado” a externalizar contratos cuando “podían hacerlo ellos mismos”.

Pero quizá, el departamento que más está sufriendo la “errónea” gestión del PP es el de Licencias. A juicio de Salinero, las jubilaciones de dos trabajadores “esenciales” dentro del servicio se ha traducido en una “saturación” del mismo, que no puede hacer frente a las demandas ciudadanas, máxime tras la puesta en marcha del programa de Inspección Técnica de Construcciones (ITC). Un programa que, por otra parte, IU quiere que se prorrogue y se complemente con ayudas directas a las comunidades que deban afrontar inversiones para reformar los inmuebles.

Libre designación

Como contraprestación, la política de “recortes” en personal municipal, amparada por el Plan de Ajuste y el de Estabilidad Presupuestaria aprobados meses atrás, viene acompañada de un proceso de “privatización” de diferentes servicios. A este respecto, Salinero ha puesto otra vez el punto de mira en la Fundación Proyecta Burgos, la oficina de ARCH o Parkmusa, al tiempo que ha criticado la política seguida por el equipo de Gobierno en el ámbito de los puestos de libre designación, que “son los únicos que no van a sufrir recortes”.

Según Salinero, “el PP está colocando en puestos clave a su gente” para reducir la capacidad fiscalizadora de los trabajadores municipales y evitar así cualquier tipo de crítica. Ejemplo de ello es el caso vivido con la factura telefónica del exconcejal Eduaro Villanueva. En ese caso, ha subrayado, un técnico municipal “lo sabía todo” pero “no dijo nada” y “ahora es jefe de sección”.

Fuente: Burgosconecta.es