Burgos Ciudad

IU considera un fiasco la política industrial del PP en la ciudad de Burgos.

images

 

El concejal de Izquierda Unida, Raúl Salinero, se hizo eco de la amenaza de FAE y las asociaciones de los polígonos industriales de Vilalonquéjar y Gamonal de abandonar la Mesa de Industria y al igual que hicieron estas organizaciones, exigió que su reactivación. El edil reprochó que “no se ha hecho absolutamente nada” desde que se constituyera en abril de 2012 y culpó al equipo de Gobierno de olvidarse de una política que, en los últimos cinco años ha fracasado estrepitosamente para centrarse solo en el turismo.

En este sentido, recordó que de los 600.000 euros del presupuesto de la Fundación Proyecta, en donde se mezclan las iniciativas industriales con las turísticas. Solo se han destinado 130.000 a políticas de captación y mantenimiento de empresas y, por el contrario, el resto ha ido a para a “engordar el ego” del presidente del IMC, Fernando Gómez. No obstante, lo que quiso dejar claro es que se debe“invertir lo mismo” en una cosa que en otra.

Del mismo modo, criticó que el equipo de Gobierno “haya externalizado” su política industrial y solo defendió la permanencia de la Mesa de Industria al considérala “una herramienta que puede funcionan  como espacio de debaten y además, hacerlo sin costes”.

Eso sí, recordó que su formación “echa de menos” la presencia en ella de los sindicatos.

Respecto a la Fundación Proyecta Burgos, en donde se ubica la Oficina de Captación de Inversiones, insistió en que “debería desaparecen.

Y al referirse al Observatorio de la Industria  de reciente creación, aseguró que supondrá “duplicar lo que ya tenemos”. En Cualquier caso, abogó por que sea el personal del Ayuntamiento el que asuma las tareas que ahora se encargan a terceros.

Por otra parte, Salinero denunció la situación del Consorcio de Polígono de Villalonquéjar, del que reprochó que “no sepamos quién lo dirige”. Y de igual modo, recriminó un precio del metro cuadrado que, a su juicio, no es competitivo. Más aún, recordó, cuando existen dos millones de metros disponibles. El precio para una parcela de tamaño pequeño ronda los 84 euros por metro y par el terciario se eleva hasta los 130.

FALTA IMAGINACIÓN.

Por otra parte culpó a la Concejalía de industria e Innovación que dirige Carolina Blasco de ser poco imaginativa ya que, según citó a modo dé ejemplo, el programa de promoción de Alcoy (Alicante) es prácticamente calcado al de Burgos. “No haya nada diferenciador, recriminó.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba