Burgos CiudadCastilla y León

IU apoya la propuesta que exige a la Junta la construcción del Centro de Salud “García Lorca” en Capiscol.

sanidad publica de todos para todos

Intervención en el pleno municipal del Portavoz de la Asamblea de IU en el Ayuntamiento, Raúl Salinero acerca la necidad del Centro de Salud “García Lorca” en Capiscol.

El centro de Salud “García Lorca” es una necisidad y reclamación de los vecinos, al que la Junta accedió a solucionar en el 2008 y que a día de hoy a incumplido.

Queda demostrado el desastre en la gestión sanitaria de esta ciudad.

La Junta no tiene dinero para este centro de salud pero sí lo tiene para pagar y repagar las continuas obras de reparación del Nuevo Hospital de Burgos. Es decir, para el PP hay dinero en Sanidad para esta ciudad para darselo  las  personas privadas que obtienen beneficios de un derecho que debería ser público y de calidad.

Si el NHBU no fuese un negocio para unos pocos y sí un servicio público y de calidad tendríamos dinero para financiar dicho Hospital de forma mucho más barata, para desarrollar una atención en él de mucha mayor calidad, y además para financiar en la ciudad una atención primaria sanitaria con una red más amplia y descentralizada.

Por otra parte, esto se encuentra dentro de la lógica de recortes sanitarios en los que está instalado la Junta de Castilla y León y el conjunto del país. Llevamos ya 150 millones de recorte acumulado desde el año 2008, lo que unido a la estrategia privatizadora está situando en una cada vez situación al sistema sanitaria en nuestra región.

Y por último, una mala noticia sobre Sanidad. El Tratado de Libre Comercio que va a aprobar la Unión Europea con EEUU, apoyado por el PP y el PSOE, abre la puerta a la privatización del sector sanitario en el conjunto de Europa, y en lo que respecta a esta ciudad además de esto contiene un elemento especialmente grave, y es que según el Tratado los gobiernos no podrán recuperar los servicios externalizados o privatizados, aunque sean un desastre y sus gastos exorbitantes (Por ejemplo el Nuevo Hospital de Burgos). Las empresas podrán garantizar y proteger sus inversiones con un arbitraje Inversionista – Estado, que otorga a las corporaciones el derecho de demandar a un gobierno que tome decisiones que dañen sus ganancias, al margen de los tribunales nacionales de justicia. Como consecuencia los gobiernos europeos que adopten medidas legislativas de reduzcan las expectativas de ganancias a una empresa se enfrentarán a reclamaciones por “expropiación” al asimilarlas a una incautación ilegal de la propiedad privada por el gobierno.”

 

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba