EL PP IMPONE EL “MINISALARIO” A LOS ESTUDIANTES BECADOS EN EL AYUNTAMIENTO DE BURGOS.

IU, “la precarización laboral municipal impuesta por el PP ha reducido de 500 a 300 euros/mes el salario de los becarios”.

Mano de obra calificada en situación precaria y muy barata, es la esencia de los “minisalarios” que el Gobierno Municipal y por extensión el PP de Burgos ha impuesto a aquellos estudiantes de la Universidad de Burgos que realizan prácticas en el Ayuntamiento de la Capital.

La precarización del mercado laboral para la juventud junto con las altas tasas de paro juvenil está convirtiendo este país un paraíso para la explotación de mano de obra barata, precaria y sin derechos laborales para la juventud.

A esta situación estructural que padece la juventud de nuestro país se han unido en los últimos tiempos la regulación del contrato laboral de Formación y Aprendizaje (uno de los contratos temporales formativos), junto al inicio de la implementación de la llamada Formación Profesional Dual en el sistema educativo y a la extensión de diversos mecanismos de trabajo becario, construyendo así un nuevo marco laboral que ante todo es una ofensiva contra las condiciones de trabajo de la juventud.

Dicha estrategia se fundamenta en la configuración de figuras de becas ajenas a su espacio habitual (el marco de la universidad y los centros de investigación superior), el desarrollo del llamado “Catálogo Nacional de Cualificaciones Profesionales” y las vías de obtención de los “certificados de profesionalidad” asociados, la configuración de la FP Dual y las modificaciones recurrentes del contrato de Formación y Aprendizaje.

El objetivo de la estrategia descrita es generar empleo joven sin necesidad de remunerarlo conforme a los estándares vigentes en su ámbito profesional y, en algunos casos, sin necesidad de cotizaciones a la Seguridad Social.

Ésta lógica se está desarrollando en el Ayuntamiento de Burgos, en donde se ha contratado hasta final del verano a becarios por 300 euros al mes, sin cotización a la Seguridad Social, y con una remuneración salarial que es casi la mitad de la del año anterior (500 €). Es decir, se está aprovechando para realizar trabajo del Ayuntamiento por personas con salarios notablemente inferiores al Salario Mínimo Interprofesional, que no cotizan a la Seguridad Social dificultándoles de esta forma el día de mañana una pensión digna, y en paralelo se aprovecha para no contratar personal propio del Ayuntamiento para de esta forma no generar empleo estable y de calidad.

Desde Izquierda Unida de Burgos afirmamos que este es el modelo de sociedad del equipo de Gobierno. Una sociedad formada por personas con bajos salarios, sin derechos laborales, y dificultando la cotización para que no haya pensiones públicas dignas. Denunciamos la utilización de los becarios como mano de obra barata en el Ayuntamiento, y exigimos condiciones dignas para ellos tanto a nivel de derechos laborales como salariales y de cotización. De no rectificar el Ayuntamiento estará demostrando que es un agente más de agresión social contra las personas que se ganan la vida con su salario.