Círculo Literario Miguel Hernández

El Círculo Miguel Hernández cumple un año con el fin cumplido de acercar la literatura a todo el mundo y con la mirada puesta en la filosofía para el otoño.

Corría el mes de abril de 2011 cuando los versos de Ángel González bautizaban el Círculo Literario Miguel Hernández. Era una nueva iniciativa cultural popular, sin paraguas institucionales ni mecenas privados, que reivindicaba la cultura más allá de la impuesta por Belén Esteban o las estrellas del fútbol. Un año después, las ganas de seguir adelante se mantienen intactas, el balance no puede ser más positivo y ya dan vueltas a nuevos proyectos de cara al otoño. Y es que en verano cierran por vacaciones. El domingo 17 de junio se reunieron en el Bardeblás para despedirse. Lo hicieron con la propuesta Finales que no te contaron, donde los cuentos de siempre, las canciones de cantautor y los versos se juntaron en un ambiente festivo.

Precisamente, la poesía ha sido la niña de los ojos de este foro en su primer año de vida. Laura Domínguez, su coordinadora, reconoce su satisfacción por haber conseguido acercar este género minoritario a personas que nunca hubieran cogido un poemario si antes no asisten a alguno de los recitales programados en Burgos. «Mucha gente no se acerca por pereza y si se lo dan hecho les

puedes enganchar», cuenta Domínguez, quien, personalmente, admite estar muy satisfecha. Porque son muchos los que le han confesado no haber leído poesía hasta verlos a ellos. Han conseguido romper el fino cristal que la aislaba.

La actividad del Miguel Hernández se articula en estas sesiones de narración oral, en el club de lectura que se reúne una vez al mes, que también hace un descanso estival, y en alguna jornada puntual dedicada a algún escritor de aniversario como hicieron con Unamuno en diciembre.

Después de este año de vida, las nuevas ideas bullen. Se plantean organizar lecturas públicas colectivas de libros y también dar un empujón a la filosofía, otro género muy alejado del público.

El Miguel Hernández (circuloliterariomhern@gmail.com) se va de vacaciones, pero deja sus puertas entreabiertas. Este año, como el anterior, recitarán en Covarrubias y no descartan hacerlo en otros pueblos. La poesía continúa siendo esa arma cargada de futuro.