ACCESO A PUEBLOS

En pleno siglo XXI nos encontramos en nuestra provincia con un estado pésimo en las comunicaciones en muchos casos, y alguna situación extrema como pueblos comunicados por caminos que envidiarían a cualquier comunicación “africana”. Supone un agravamiento extra a las condiciones de vida de los pocos habitantes que se atreven, aunque sea de forma temporal en los meses veraniegos, a residir en esas localidades.

En una provincia con un aoropuesto totalmente infrautilizado podemos encontrarnos con localidades sin carretera, a pesar de que se habla de luchar contra la despoblación. ¿Quién va a ir a residir a un pueblo que en el momento en el que llueva coger el coche supone mutar el color del mismo al marrón? ¿O llenarlo de polvo en pleno verano?.

A la par que los bienes comunales del pueblo, que han perdido su condición de entidad local menor y se encuentran totalmente desprotegidas, han pasado a otras manos (ya sean otras entidades públicas o malvendidas a algún particular); nadie se quiere hacer cargo de las carreteras como veremos en el caso de Villabáscones donde el pequeño ayuntamiento de Zamanzas se ha encontrado la sorpresa de un titular inesperado de la no carretera de la localidad.

Son cuatro ejemplos del norte de la provincia,  el más afectado por la despoblación, los que aparecen en este documento. Habría que hacer un análisis integral de la provincia para identificar todos los casos lo que sería una labor interesente para la diputación provincial en colaboración con los municipios. Pero no sólo existen estos casos extremos. Muchas de las carreteras que permiten las comunicaciones dentro de las comarcas se encuentran en un estado lamentable lo que dificulta a las pequeñas localidades un desarrollo de las mismas. Y no sólo eso. La incomunicación  de ciertos comarcas, junto con la falta de políticas de verdad que permitan una industrialización (ya que no nos engañemos, la existencia de la mejor carretera del mundo no significará la creación de miles de empleos a través de un fuerte sector industrial), afecta a cabezas comarcales no sólo en el norte provincial, sino en otros lugares como puede ser la comarca de Montes de Oca (antiguo partido judicial de Belorado) cuya situación es extremadamente preocupante, así como la zona de Villadiego y Melgar (Odra-Pisuergo). Los casos que se exponen son de Sedano y Las Loras, así como de las Merindades. Veamoslós a continuación:

Acceso a Cortiguera (Valle de Sedano), pueblo de 9 habitantes en 2015.Antiguo municipio abandonado el siglo pasado y recuperado parcialmente en fechas recientes, localidad de importante patrimonio en especial de arquitectura rural, lugar donde se basó el Disputado voto del señor Cayo, y portada del libro “Los pueblos del silencio de Elías Rubio”.

La primera foto corresponde al inicio del camino desde el puerto de la eme, y la segunda lo que es el camino hasta la localidad señalado en rojo. Estamos hablando de unos 2500 metros.

Como se puede ver la carretera no está asfaltada y el hormigón del camino presenta un estado mejorable, todo ello a pesar de que es una localidad con población real durante todo el año.

Báscones de Zamanzas. Parece ser que el camino (por que no tiene carretera a pesar de tener 13 vecinos según el INE) es de la Junta, pero es uno de los casos más sangrantes y que se mantiene en pésimo estado a pesar de algún arreglo del ayuntamiento del Valle de Zamanzas.

http://www.diariodeburgos.es/noticia/Z55D41128-0A9D-60B2-BA9B9227B3360075/20151120/zamanzas/descubre/acceso/bascones/es/junta/no/local

Foto del acceso desde Gallejones. Es la mejor parte del camino que hasta Población de Arreba son 7 Km

Villamagrín es una localidad de la Merindad de Cuesta Urria que contaba en 2015, según el INE con un único habitante, aunque ha tenido más población en este mismo siglo. Además, se puede comprobar que hay alguna casa más que se utiliza para el veraneo. El hecho de que el pueblo no tenga comunicación a través de una carretera asfaltada reduce sus posibilidades de evitar el despoblamiento total de la localidad.

Una solución sería asfaltar el camino que conduce a Moneo y que le da salida directa a la N-629 que le permite tanto acudir al centro comarcal que supone Medina de Pomar como a la capital del municipio que es Nofuentes.

Pero una solución aún mejor es comunicar el pueblo tanto con Paralacuesta que permite acceder a la carretera que lleva a Medina de Pomar como con el camino a Nofuentes y que es la que señalo en la segunda imagen. Se enlazaría al lado de Nofuentes a la carretera que lleva a Urria, al despoblado de Valdelacuesta, Quintanalacuesta y Paralacuesta, completando así el extremo sur del municipio. No llegarían a 7 Kilómetros.

Como veremos en el siguiente caso, la Merindad de Cuesta Urria es uno de los municipios, sino el que más, de toda la provincia en el que la problemática de la despoblación se hace más evidente, estadísticas que ya recogen hasta los medios de comunicación provinciales. http://www.diariodeburgos.es/noticia.cfm/Local/20110109/mas/240/nucleos/rurales/estan/abocados/desaparecer/67D65735-B442-604A-A7820D96AF6B1FF5

El otro ejemplo de localidad con población sin carretera es el de Valmayor de Cuesta Urria, pueblo abandonado definitivamente a finales de los años 70, pero que ha iniciado una pequeña recuperación a finales de este siglo. Actualmente (2015) Valmayor no tiene población según el INE después del fallecimiento de su único habitante, pero es cierto a que diferencia de los años 70 hay población residente al menos en verano y en fines de semana. Además, el arreglo de la carretera de Valmayor (que en su día estuvo asfaltada) puede servir también para comunicarle con la carretera que sube a Rosales que donde finalizaba el trayecto, pasando por el despoblado San Martín de Mancobo (Medina de Pomar), pero finalizando así con la vía de comunicación entre los pueblos de Cuesta Urria que se encuentran en la cara norte de la depresión de Villarcayo.

A continuación, vemos una propuesta de asfaltar la carretera hasta la vía que sube a Rosales desde Medina de Pomar. Permitiría completar una vía que recorre localidades de Cuesta Urria como Cebolleros, Villavedeo, Villapanillo, San Cristobal de Almendres etc, alguno de cuyos tramos también precisan de una mejora, aunque no suponen el caso más grave. Este municipio tiene graves deficiencias en sus infraestructuras. Mencionar dos casos sangrantes, a parte de los ya citados. No suponen vías de comunicación únicas para el acceso a los núcleos de población como los anteriores casos, pero sí la comunicación entre las localidades de la merindad como son el camino (imposible llamarlo carretera) entre Quintana Entrepeñas, y Quintanilla Montecabezas. Y el otro ejemplo es la otrora carretera que partiendo desde Hierro comunicaba localidades como Ael, Villarán, Las Quintanillas hasta llegar a Villavedeo. Hay tramos de dicha vía que se encuentran en bastante mal estado, aunque es cierto que su tráfico se limita a muy pocos coches al mes, y vehículos agrícolas, a pesar de encontrarse en el mismo las mejores vistas de la merindad.